Calefacción a gas: siempre limpia

Con una caldera de condensación contribuye de manera activa a la protección del medioambiente y del clima gracias a su eficiencia y a un inmejorable rendimiento del 98% para transformar el gas natural en calor.

Nuestras calderas de condensación a gas son una garantía de futuro. Gracias a la regulación de combustión Lambda Pro Control, nuestras calderas de condensación a gas se ajustan automáticamente a cualquier tipo de gas: incluso mezclas de biogás. De esta forma cubrimos plenamente las numerosas demandas de tecnologías de calefacción respetuosas con los recursos naturales.

Otro factor para decantarse por una calefacción a gas es que no hace falta acumular energía. Esto es especialmente interesante si tiene problemas de espacio.