Calefacción a gas: siempre limpia

Con una caldera de condensación contribuye de manera activa a la protección del medioambiente y del clima gracias a su eficiencia y a un inmejorable rendimiento del 98  % para transformar el gas natural en calor.

Nuestras calderas de condensación a gas traen el futuro incorporado. Gracias a la regulación de combustión Lambda Pro Control, nuestras calderas de condensación a gas se ajustan automáticamente a cualquier tipo de gas: incluso mezclas de biogás. De esta forma cubrimos plenamente las numerosas demandas de tecnologías de calefacción respetuosas con los recursos naturales.

Otro factor para decantarse por una calefacción a gas es que no hace falta acumular energía. Sobre todo si necesita el espacio para otras cuestiones.

Aproveche también la energía solar gratuita en su nueva calefacción. Todas las calderas están dimensionadas para la combinación con la tecnología solar de Viessmann: el sistema modular de Viessmann garantiza la interacción óptima de todos los componentes, hasta llegar a una cómoda regulación que no deja ningún deseo por cumplir.

Intercambiadores de calor Inox-Radial de acero inoxidable

Calefacción a gas: aprovecha los recursos naturales de forma eficiente gracias a la técnica de condensación

Las calderas de condensación extraen casi por completo el calor que contienen los humos y lo transforman en calor para calefacción. Por eso las calderas de condensación de Viessmann están equipadas con intercambiadores de calor Inox-Radial de acero inoxidable, que enfrían los humos que salen por la chimenea hasta que el vapor de agua que estos contienen se condensa y el calor liberado se traslada al sistema de calefacción.

El intercambiador de calor Inox-Radial de acero inoxidable en combinación con el quemador a gas MatriX garantiza una eficiencia energética a largo plazo y un confort térmico prolongado. Además, esta tecnología reduce los gastos de calefacción y reduce las emisiones contaminantes de manera tajante.