Solicitud de información

Bomba de calor en nueva construcción: selección y puntos fuertes del sistema

Solicitar información
Foto: © kazoka / Shutterstock.com

Calefacción rentable con energía ecológica: en los edificios nuevos, las condiciones son ideales. Esta es una de las razones por las que las bombas de calor se están convirtiendo en una opción cada vez más popular en los proyectos de nueva construcción. ¿Por qué sus ventajas se hacen especialmente evidentes en este contexto? ¿Qué modelos merece la pena considerar? A continuación encontrará las respuestas a estas y otras preguntas.

Las condiciones para una alta eficiencia son óptimas

Los edificios nuevos suelen tener buenos valores energéticos y una baja demanda de calor. Esto se debe en parte a su eficaz aislamiento, que pierde muy poco calor. En combinación con radiadores de gran superficie, las temperaturas de impulsión necesarias para la calefacción son bajas. Un vistazo al funcionamiento de una bomba de calor lo demuestra claramente: Si la diferencia entre la temperatura de ida y la temperatura de la fuente de energía ambiental es pequeña, hay que aportar menos energía. En consecuencia, el consumo eléctrico de la bomba de calor en los edificios nuevos suele ser menor que en los antiguos. Por cierto, la electricidad la consume principalmente el compresor, que desempeña un papel fundamental a la hora de elevar la energía ambiental a un nivel de temperatura más alto.

Otras ventajas de la bomba de calor en edificios nuevos

Requisitos para las nuevas construcciones

La instalación de una bomba de calor contribuye al cumplimiento de los requisitos legales para edificios nuevos.

Planificación

La planificación conjunta de un nuevo edificio y un sistema de calefacción crea unas condiciones óptimas.

Varios factores influyen en la elección del modelo

La elección de la bomba de calor adecuada para un edificio nuevo depende de varios factores. Entre las consideraciones relevantes se incluyen:

  • Condiciones espaciales

  • Presupuesto disponible

  • Demanda de calor calculada

¿Cuánto espacio hay en el nuevo edificio para la bomba de calor?

Un criterio crucial es el espacio necesario. Dado que la instalación de una bomba de calor en un edificio nuevo puede planificarse antes de iniciar la construcción, es fácil prever el espacio necesario en el edificio. Además, no se puede influir mucho en las condiciones locales. 

Bombas de calor aerotérmicas: El nivel de ruido de la bomba de calor, o al menos de la unidad exterior, es relevante a este respecto. Aunque las emisiones de ruido son bajas gracias a tecnologías avanzadas como Viessmann Super Silent, siguen existiendo requisitos legales. El lugar de instalación de la bomba de calor, por ejemplo, debe elegirse de forma que se mantenga una distancia mínima de tres metros con respecto a la propiedad vecina.

¿Cuál es el presupuesto individual?

El coste de una bomba de calor depende en gran medida de la fuente de energía ambiental elegida. En comparación con las bombas de calor de salmuera/agua, las bombas de calor aerotérmicas son menos costosas de planificar e instalar en edificios nuevos y, por tanto, más baratas. Otra ventaja es su rapidez de instalación. 

¿Cuál es la demanda de calor?

Antes de comprar una bomba de calor, es necesario planificar exhaustivamente el sistema de calefacción. En este proceso también se determina la demanda de calor. El valor calculado en kilovatios hora al año indica la cantidad de energía por metro cuadrado que debe utilizarse para calefacción a lo largo de un año. 

Más independencia y eficiencia del sistema

La bomba de calor obtiene aproximadamente el 75% de la energía necesaria para generar calor del medio ambiente: el aire exterior, por ejemplo. El resto de la energía de accionamiento suele proceder de la red eléctrica pública. Esta parte puede reducirse si la bomba de calor de un edificio nuevo se combina con un sistema fotovoltaico, lo que también reduce la dependencia de los proveedores de electricidad. Esto se debe a que la energía necesaria para el funcionamiento se cubre proporcionalmente con energía solar autoproducida. La combinación con una batería de almacenamiento de energía aumenta aún más el autoconsumo. La batería de almacenamiento también suministra electricidad a la bomba de calor cuando no hay sol.

La gestión energética aumenta algo más que la comodidad

Con un sistema de gestión de la energía (EMS), los flujos de energía dentro de un edificio pueden controlarse de forma óptima. Aplicaciones como ViCare facilitan enormemente su uso. Esto se debe a que el sistema puede controlarse fácilmente a través de un smartphone o una tableta.