La ventilación residencial garantiza una excelente calidad del aire 

La ventilación es necesaria porque el aire interior ya utilizado contiene poco oxígeno, y puede estar cargado de otras sustancias nocivas como el dióxido de carbono y el vapor de agua. El oxígeno es vital para el cuerpo humano, por lo que una alta concentración en el aire favorece el rendimiento físico y mental y, por último, garantiza una notable sensación de bienestar.

Normativa legal sobre los sistemas de ventilación en edificios

Los marcos legales cada vez son más estrictos en lo que se refiere al aislamiento térmico y los sistemas de ventilación de los edificios, especialmente en el ámbito de las nuevas construcciones. Esto ha hecho que los edificios residenciales avancen considerablemente en términos de ahorro y eficiencia energética en los últimos años.

Mientras que un edificio antiguo sigue necesitando una media de más de 200 kWh por metro cuadrado para satisfacer su demanda energética anual, los nuevos sistemas de ventilación Vitovent de Viessmann, gracias a porcentajes de recuperación de calor de hasta un 91 %, minimizan las pérdidas de energía causadas por la ventilación en los edificios, haciendo que la eficiencia del sistema de climatización sea mayor y la demanda energética anual más reducida.


La ventilación protege contra la humedad en las paredes y techos

Además de reducir la calidad del aire, una ventilación inadecuada o inexistente puede provocar a veces daños importantes en la estructura del edificio. En un hogar de 4 personas, cada día se liberan hasta 15 litros de agua al aire en forma de vapor de agua al cocinar, ducharse, secar la ropa o regar las flores. Este vapor de agua puede condensarse en las superficies frías y dar lugar a la formación de moho.

 

¿Sabes cuánta agua se libera cada día en un hogar medio?

Liberación de humedad en un hogar de 4 personas

Principales Ventajas de un buen sistema de ventilación

  • Garantiza un intercambio de aire mínimo suficiente.
  • Elimina los molestos olores de la cocina o el baño.
  • Evita el ruido de la calle que puede entrar por las ventanas abiertas.
  • Los filtros de aire exterior evitan que el polen y los alérgenos entren en la casa.
Principales ventajas de los sistemas de ventilación
Ventilación con recuperación del calor

Ventilación residencial con recuperación de calor

La recuperación de calor es una función esencial dentro de los sistemas de ventilación residencial controlada. El funcionamiento es el siguiente: Un intercambiador de calor incorporado extrae el calor del aire saliente ya calentado y lo transfiere al aire normalmente más frío, que llega desde el exterior. Así, el aire exterior no necesita de tanta energía para llegar a la temperatura de confort, produciendo un gran ahorro.


Sistemas de ventilación residencial Confort y protección del edificio

Los sistemas de ventilación de Viessmann se caracterizan por su tecnología innovadora. Son duraderos, fiables y funcionan de forma especialmente silenciosa. Con diferentes equipamientos, pueden utilizarse de forma flexible para una amplia gama de aplicaciones en construcciones nuevas o para la modernización de edificios existentes.