Las viviendas del futuro proporcionarán su propia electricidad renovable para los electrodomésticos o el automóvil

Gracias a la distribución cada vez mayor de sistemas de energía renovable, la predisposición de los consumidores y usuarios finales a producir su propia electricidad es cada vez mayor. Hoy en día, una instalación fotovoltaica de gran eficiencia ofrece la posibilidad de utilizar la energía solar de forma ventajosa. Mediante la instalación de módulos fotovoltaicos, el usuario muestra su postura comprometida con el medioambiente y participa activamente en su protección al evitar las emisiones de CO2.

Con el constante aumento de los precios de la energía, una instalación fotovoltaica nos permite ahorrar dinero y además reducir nuestra dependencia de los proveedores de energía. La mayor eficiencia energética y la sostenibilidad técnica y económica que aportan las instalaciones fotovoltaicas, marcan un futuro ejemplar a prueba de cambios normativos. 

Instalación fotovoltaica icon-solar.png

Un sistema fotovoltaico ayuda a ahorrar dinero además de reducir la dependencia energética. La inversión en autoconsumo da sus frutos después de unos pocos años. En cualquier caso, las instalaciones fotovoltaicas aumentan el valor de nuestros edificios y su calificación energética. Al elegir Viessmann, opta por una tecnología a prueba de futuro y un sistema en el que todos los componentes interactúan con un efecto óptimo.