Mantenimiento de la calefacción: ventajas, frecuencia, costes, contrato de mantenimiento

El funcionamiento continuo de un sistema de calefacción Viessmann es sin duda la máxima prioridad. Esta es la única manera de garantizar que los componentes encajen de forma óptima. Esto aumenta la eficiencia del sistema. Dependiendo del tipo de sistema de calefacción, esto también se traduce en un menor consumo de recursos ahorrando en costes de calefacción. Le explicaremos cómo se realiza el mantenimiento de la calefacción, cuánto cuesta y qué debe tener en cuenta si desea que se realice el mantenimiento de una instalación de Viessmann.


Por qué debe realizar el mantenimiento de su instalación de calefacción Viessmann

Un mantenimiento periódico de la instalación alarga la vida útil de la misma y proporciona un funcionamiento impecable y seguro. Solo así se aprovechará la energía utilizada de manera eficiente y poco contaminante, cuidando el medio ambiente y ahorrando costes de calefacción a la vez que obtiene un elevado confort del agua caliente.

La caldera, el quemador y la regulación son un sistema parecido, por ejemplo, al motor de un automóvil. Si su automóvil tuviera los mismos tiempos de funcionamiento que su caldera, este recorrería 100.000 kilómetros al año. En el caso de los automóviles, todos los conductores tienen claro que deben llevarlo a revisar cada cierto tiempo. Ocurre lo mismo con un sistema de calefacción, por lo que debería llevar a cabo el mantenimiento al menos una vez al año. Por su seguridad y por su bolsillo.

Básicamente, el mantenimiento de la calefacción consta de dos componentes: la revisión y el mantenimiento propiamente dicho. Ambos pasos son llevados a cabo por uno de nuestros socios especialistas cualificados. En primer lugar, se determina el estado real del sistema de calefacción. De los resultados se deriva el curso de acción. Los trabajos de mantenimiento garantizan que la instalación de calefacción de Viessmann se encuentra en el estado deseado.

Es posible que haya que sustituir componentes individuales para restablecer el funcionamiento correcto del sistema de calefacción. Una vez realizados los trabajos de inspección y mantenimiento, recibirá también un informe detallado de todos los cambios. Todos los servicios realizados estarán reflejados en él.

Encontrará información sobre posibles fallos en su instalación de calefacción Viessmann en el siguiente enlace:


¿Qué se verifica durante el mantenimiento de su sistema de calefacción?

Si se realiza un mantenimiento en la instalación de calefacción, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

● Comprobar la estanqueidad de las conexiones de calefacción y agua potable
● Medición de la presión en reposo y de la presión de conexión
● Comprobar la junta del quemador y el cuerpo de la llama
● Comprobar y ajustar el electrodo de encendido e ionización
● Limpieza de superficies de calefacción
● Comprobar el desagüe de condensación y limpiar el sifón
● Comprobar el dispositivo de neutralización (si existe)
● Comprobación del depósito de expansión y de la presión del sistema
● Comprobar el funcionamiento de las válvulas de seguridad
● Comprobar la estanqueidad de las conexiones eléctricas
● Comprobar la calidad de la combustión
● Comprobar el paso libre y la estanqueidad del sistema de escape
● Suministro de agua caliente con ajuste de temperatura, estanqueidad y funcionalidad general
● Ajustes basados en las necesidades de las bombas de calefacción, como el circuito de calefacción, la carga del acumulador y la bomba de circulación

Los factores individuales pueden variar dependiendo del tipo y modelo del sistema de calefacción. Para una bomba de calor o una pila de combustible, por ejemplo, los factores que intervienen son completamente diferentes a los de una caldera de condensación a gas o a los de una caldera de gasóleo clásica. Como último paso, el instalador consulta y reinicia la pantalla de mantenimiento.

 




Debe revisar su sistema de calefacción con regularidad.

Un sistema de calefacción funciona a plena carga durante 3-5 meses al año. Por lo tanto, el mantenimiento de la calefacción debe llevarse a cabo regularmente. Sin embargo, no existe por el momento un plazo legal.

 

El verano siempre es la mejor estación para mantener un sistema de calefacción Viessmann. Si el calor es permanente, el final de la primavera también es un buen momento. En cualquier caso, debe hacer revisar el sistema de calefacción antes del comienzo de la próxima temporada de calefacción.


¿Cuánto cuesta el mantenimiento de la calefacción?

El mantenimiento de la calefacción genera costes. Pero no hay precios estándar ni cantidades fijas. Porque la cuantía de los costes depende sobre todo del tipo de calefacción y de la magnitud del trabajo. Se pueden utilizar los siguientes valores para obtener una aproximación: El mantenimiento de una calefacción a gas cuesta entre 90 y 150 euros al año por término medio. En el caso de una calefacción de gasóleo, esta cantidad puede oscilar entre 150 y 250 euros. Dependiendo del alcance del mantenimiento, los costes podrían llegar a ser superiores.

Por otro lado, el mantenimiento adecuado de una bomba de calor Viessmann sólo cuesta entre 50 y 100 euros. Pero cuidado: todos estos datos son sólo orientativos. Los costos individuales pueden ser más altos dependiendo de la extensión del trabajo y de las condiciones.

Las piezas de repuesto no están incluidas en ningún caso en estos ejemplos.


Ventajas de un contrato de mantenimiento

Un contrato de mantenimiento individualizado para la instalación de un sistema de calefacción puede ahorrar en los costes de la calefacción y conservación de los recursos mediante el uso eficiente de la energía (según los expertos, se ha confirmado un potencial de ahorro de un 5 a un 7 %).

Se consigue una generación de calor con emisiones mínimas de CO2 gracias a un funcionamiento económico y poco contaminante.

Se obtiene un mayor rendimiento y vida útil del sistema de calefacción, además de una elevada fiabilidad de funcionamiento

Nuestros socios especialistas le ofrecerán las mejores condiciones para un mantenimiento regular. Un contrato a largo plazo ofrece mayor tranquilidad tanto para usted como para nuestros instaladores locales.

No tiene que comparar ofertas o renegociar servicios cada año. Una ventaja adicional al firmar un contrato de mantenimiento con uno de nuestros socios especialistas es que nunca olvidará la fecha del mantenimiento.

Además, siempre puede incluir servicios adaptados individualmente en un contrato de este tipo. De esta manera obtendrá un paquete que se adapte exactamente a sus necesidades.


¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de realizar el contrato de mantenimiento?

Si negocia un contrato para el mantenimiento regular de un sistema de calefacción Viessmann, debe prestar atención a los siguientes puntos:

● Servicios a realizar incluyendo descripción
● Los costes incluyen el trabajo los domingos, días festivos y fines de semana, así como los costes de desplazamiento.
● Intervalo temporal en el que se prevé el mantenimiento
● Duración del contrato y plazo de rescisión
● Asunción de responsabilidad claramente formulada
● Costes y condiciones para emergencias y accidentes
● Opcionalmente, también puede especificar una fecha límite para la subsanación de defectos junto con el instalador.


Nuestros socios especializados se encargan del mantenimiento de la instalación de Viessmann.

El mantenimiento de la calefacción de un equipo Viessmann es realizado por nuestros especialistas cualificados y certificados. Si desea realizar el mantenimiento de su instalación de calefacción Viessmann, póngase en contacto con el instalador que realizó la instalación.