Viessmann presenta la nueva caldera de condensación a gas ultracompacta de alto rendimiento Vitocrossal 100 CI1 y ThermProtect

Viessmann, el fabricante de soluciones de calefacción y del frío de origen alemán organizó
una presentación técnica el pasado 23 de mayo con el objetivo de dar a conocer las novedades tecnológicas más destacadas de su catálogo de producto para el mercado de la Península Ibérica.  

El evento, celebrado en el hotel NH Ventas de Madrid, contó con la presencia de más de 100
profesionales, entre los que se encontraban representantes de entidades relacionadas con la energía así como arquitectos, ingenieros y técnicos especialistas en instalación y mantenimiento de sistemas de calefacción de mediano y alto rendimiento en proyectos civiles privados y públicos.

La apertura de la jornada fue llevada a cabo por el Gerente de Viessmann para España y Portugal, Jürgen Gerhardt, que agradeció su presencia a los asistentes y centró su discurso en el especial significado que tiene este año para el grupo Viessmann, por cumplirse el 100 aniversario de su fundación en 1917.

Vitocrossal 100 CI1, ideal para salas de calderas pequeñas 

A continuación el Sr. Gerhardt dio paso a la ponencia del Sr. Günter Kenk, Jefe de Producto de Viessmann, que explicó de forma detallada las prestaciones de la nueva caldera de condensación a gas Vitocrossal 100 CI1. Voluntarios entre el público pudieron comprobar in situ la facilidad de transporte de un equipo de 200 kg gracias a las ruedas incorporadas en el que se ha cuidado el más mínimo detalle: desde el packaging, formato de entrega y montaje, pasando por el diseño constructivo, materiales, rendimiento y tecnología.

“El resultado”, respondía Kenk a las preguntas de los asistentes, "es un equipo que facilita la vida al instalador: puede trasladarlo sin esfuerzo ya en el momento mismo del desembalaje, pues el palet incluye una rampa por la deslizar la caldera sin esfuerzo gracias a sus ruedas. Se puede entregar premontada, reduciendo así los tiempos de montaje y los posibles errores, o por partes lo cual gracias a sus medidas de 750 x 1500 mm lo convierten en el equipo más compacto del mercado en su rango de potencia, ideal por ello para salas de calderas con accesos muy reducidos. El instalador apreciará igualmente la facilidad de mantenimiento al poder acceder frontalmente a todas las piezas.”  

Kenk quiso destacar su gran volumen de agua: las cámaras de agua en los compartimientos son amplios y construidos de tal manera que la perdida de carga es mínima, por lo que no requiere de bomba de recirculación para asegurar un caudal mínimo y no es necesaria la instalación de una aguja hidráulica. El menor número de elementos necesarios para la instalación tendrá un impacto muy positivo en el precio de la misma.

Kenk destacó finalmente además el ahorro de combustible que permite la tecnología Lambda ProControl, la cual optimiza la combustión ajustándola automáticamente a la calidad del gas según su poder calorífico. Kenk cerró su ponencia apuntando a la conectividad del equipo para su gestión remota a través de Internet, así como la larga vida útil de la caldera gracias a la resistencia a la corrosión del intercambiador de acero inoxidable y la elevada superficie de calefacción en el intercambiador que reduce la carga térmica por cm2 y supone menos fatiga del material.

ThermProtect, para instalaciones solares sin aerotermos 

La segunda ponencia de la Jornada estuvo a cargo de Mónica López, Responsable de Producto Solar. López expuso cómo el modelo de energías renovables impulsado en el marco de la Estrategia Energética de la Unión Europea es posible con las tecnologías solar térmicas actuales, que son ya hoy maduras, útiles y fiables. Viessmann, como fabricante de sistemas eficientes de calefacción y del frío, ha orientado su división de investigación y desarrollo a la solución de los retos de la tecnología solar-térmica: el sobrecalentamiento y la generación de vapor en los períodos de inactividad del sistema. Para ello, Viessmann ha patentado la tecnología ThermProtect, un revestimiento especial a base de dióxido de vanadio en los captadores y tubos de vacío, cuyas propiedades ópticas cambian a partir de los 75º C, aumentando la emisividad y reduciendo la temperatura de estancamiento. El resultado son instalaciones más sencillas sin necesidad de aerotermos. Una de las primeras instalaciones en España con tecnología ThermProtect como el Hospital de Manzanares (Ciudad Real) cuenta con un ahorro energético anual de 70.174 kWh/año.

La jornada se cerró con una ronda de preguntas que se prolongó durante el cocktail con un intercambio de ideas y experiencias entre los asistentes y los Responsables de Producto, Delegados Comerciales y Técnicos de Viessmann.

 

Junio 2017