Edificio de oficinas AA79 con certificación LEED® Platinum de Torre Rioja, con equipos Viessmann de máxima eficiencia energética

Recientemente han finalizado las obras de rehabilitación integral del Edificio AA79, ubicado en Avenida de América, 79 de Madrid, propiedad de la empresa TORRE RIOJA MADRID. Este edificio de oficinas es el modelo por excelencia de obra de rehabilitación, como así lo creditan las certificaciones de calidad de los mejores organismos de verificación y su inclusión en todos los concursos de primeros premios anuales de eficiencia energética a nivel europeo e internacional.

AA79 ha obtenido la pre-certificación LEED® Platinum para Core & Shell a la eficiencia energética y sostenibilidad ambiental, el mayor nivel de certificación de sostenibilidad que otorga el U.S. Green Building Council. Actualmente existen muy pocos edificios con esta certificación a nivel mundial, uno de ellos es el edificio AA81, que pertenece a la misma empresa promotora, que obtuvo la calificación de 97 puntos, consiguiendo el primer puesto de Europa y el segundo del mundo. Esta acreditación evalúa las estrategias sostenibles de los inmuebles de oficinas según su ubicación, innovación, consumo de agua, eficiencia energética, huella CO2, calidad del aire y gestión de materiales.

VIESSMANN ha fabricado y suministrado el Equipo autónomo de generación de calor conteniendo las calderas de agua caliente y los colectores solares térmicos Vitosol para este singular edificio, cuyo proyecto de instalaciones ha sido realizado y dirigido en su implementación en obra, por ÚRCULO INGENIEROS CONSULTORES S.A.

El gran edificio rehabilitado es muy conocido en Madrid, fue la Sede de Telefónica I+D, está ubicado próximo a la M30 al lado de la carretera N-II y su acceso principal se realiza por la calle Emilio Vargas nº 4.  

Tiene actualmente más de 22.000 m2 repartidos en siete plantas sobre rasante, con distribución diáfana, excelente iluminación natural, fachada activa ventilada en vidrio multicapa extra-claro, con persianas automáticas exteriores e interiores. Dispone de suelo técnico, luminarias LED de alta eficiencia con mínimo consumo eléctrico y reducida carga térmica, y sistema de control punto a punto, con la tecnología más vanguardista en telecomunicaciones. Es un edificio confortable, dotado de todos los servicios importantes que demandan las personas que trabajan actualmente en su interior (más de 1.500 personas): cocina, comedor, cafetería, salones para eventos, tiendas, etc.

Algunas características de las modernas instalaciones, para conseguir el gran ahorro energético son: calderas de condensación, enfriadoras de levitación magnética, emisores de calor y frío por sistema de inducción con vigas frías pasivas que garantizan una climatización silenciosa, eficiente y muy confortable, con inductores y convectores. La climatización del aire primario se realiza con unidades de tratamiento del aire provistas de baterías de calor y frío. La producción energética de tipo renovable se realiza con colectores solares térmicos y fotovoltaicos para autoconsumo eléctrico. Dispone de sistema de recuperación de aguas grises y pluviales para su utilización en inodoros y riego de jardines, consiguiendo un ahorro superior a 1.400 m3 de agua potable cada año. 

El equipo autónomo de generación de calor Viessmann Vitomodul-UTC se encarga de aportar la calefacción necesaria en el edificio, está ubicado en la cubierta del edificio y su cerramiento está fabricado con materiales específicos para instalación a la intemperie. Contiene las calderas de condensación, con todo el equipamiento de control y seguridad necesarios para un sistema de funcionamiento autónomo. Las calderas instaladas en su interior son dos calderas iguales, para combustible Gas Natural, modelo Vitocrossal 300 de 635 kW.

Las calderas de condensación Vitocrossal 300 tienen cuerpo de intercambio térmico humos-agua fabricado en Acero Inoxidable AISI 316-Ti, para funcionamiento con temperaturas de impulsión de agua variables según curva de temperatura exterior, sin valor límite de temperatura baja de retorno, siendo su rendimiento estacional del 109 % referido al P.C.I del combustible. Contienen gran volumen de agua, para conseguir un óptimo funcionamiento modulante de sus quemadores Weishaupt serie WMG-ZM que realizan control electrónico de la combustión con bajas emisiones. Incorporan regulación electrónica digital Vitotronic, con protocolo LON para fácil integración en el sistema de gestión centralizado. En las condiciones de diseño del proyecto las calderas trabajan con muy bajas temperaturas de impulsión y retorno del agua, consiguiendo condensación permanente del vapor de agua contenido en los gases de combustión, con cesión del calor latente al sistema. Las temperaturas de los gases de combustión son muy bajas, siempre inferiores a 70ºC, minimizando las pérdidas térmicas por calor sensible en los humos. Por mantener los cuerpos de las calderas a baja temperatura también se reducen las pérdidas térmicas por radiación y convección, consiguiendo un gran ahorro energético. 

La instalación solar térmica para apoyo al calentamiento del A.C.S, con reducción del consumo energético de la bomba de calor con refrigerante CO2, consiste en 11 colectores solares Viessmann de alto rendimiento del tipo tubos de vacío Vitosol 200T-SP2A de 3,19 m2 de superficie unitaria, con tecnología heat-pipe, montados en la cubierta en posición totalmente horizontal, con inclinación 25º del absorbedor y con orientación sur. La placa absorbente de la radiación que contiene cada tubo de vidrio dispone de un tubo de cobre dentro del cual se encuentra un fluido específico con muy bajo punto de ebullición, que realiza el proceso de condensación y evaporación cediendo energía en contacto seco al intercambiador duotec instalado en la caja de conexión de los tubos y por el cual circula el fluido portador de calor del circuito primario solar. Dentro de cada tubo de vidrio se ha realizado el vacío, para minimizar las pérdidas térmicas por convección desde las placas absorbentes hacia el exterior. Esta instalación solar montada en el edificio aporta más del 60% de la demanda energética anual para el calentamiento del agua caliente sanitaria.

Marzo 2017