Tres claves para la reforma de salas de calderas en un equipo: Vitoradial 300-T de Viessmann

La reforma de una sala de calderas suele plantear tres retos importantes: un ahorro en la factura de combustible que justifique la inversión y la amortice en el menor período de tiempo, reducir el coste de mantenimiento de la nueva caldera, y por último, en muchos casos un aspecto especialmente crítico, ubicar correctamente los nuevos equipos en el espacio disponible en la sala de calderas existente

El fabricante alemán Viessmann ha desarrollado la caldera de condensación a gasóleo Vitoradial 300-T para resolver en un solo equipo estos tres puntos. La tecnología de condensación ofrece actualmente los mejores niveles de eficiencia al aprovechar el calor latente de condensación del vapor de agua  de los gases de combustión, adaptando en cada
momento las temperaturas de impulsión del agua caliente a las distintas demandas del usuario.

La caldera Vitoradial 300-T dispone de intercambiador de calor Inox Radial fabricado íntegramente en acero inoxidable de alta aleación. Esta característica constructiva es fundamental en esta pieza  por estar expuesta a los condensados ácidos de forma permanente, sin riesgo de corrosión. El intercambiador está montado en la parte posterior del equipo de manera que la combustión y la condensación se desarrollan en cámaras separadas de la caldera, permitiendo que se produzca el proceso de la condensación sin acumulación de residuos. En la práctica, esto se traduce en alta fiabilidad de funcionamiento de la caldera mantenida durante toda su larga vida útil, una reducción del gasto de combustible hasta del 30% y bajos costes de mantenimiento. Por ello, Viessmann es el único fabricante que ofrece 10 años de garantía sobre su intercambiador de calor.

La Vitoradial 300-T tiene un rango de potencia de 101 a 545 kW y su rendimiento es especialmente eficiente con gasóleo de nuevos desarrollos de fabricación, con muy bajos contenidos en azufre (menor a 10 mg/kg), que reducen hasta en un 20% las emisiones en óxidos de nitrógeno y en un 95% las emisiones de monóxido de carbono, como el gasóleo BiEnergy e+10 de Repsol.

Por último, la caldera de condensación a gasóleo Vitoradial 300-T tiene diseño compacto, reducidas dimensiones, para facilitar su emplazamiento en las salas de calderas, tanto en nueva construcción como en obras de reforma.

Noviembre 2015