¿Sabías que existen ayudas públicas para las instalaciones de gas natural?

Los gobiernos autonómicos apuestan por el gas natural por ser una energía eficiente, económica y limpia.

Es una energía muy cómoda ya que no requiere de espacio de almacenamiento y evita tener que realizar pedidos por antelación, ya que su consumo se certifica a través de contador.

Al renovar las salas de calderas antiguas con nuevas calderas de condensación a gas natural se pueden lograr ahorros de en torno a un 20/30% y reducir las partículas de gases nocivos como el CO2 y el NOx.