Diálisis ecológica: dos empresas familiares marcan un hito importante

"Ecológico": no es sólo una palabra, es una filosofía

Desde hace décadas, dos empresas familiares, B. Braun y Viessmann, incluyen la protección del medioambiente y la conservación del clima en sus correspondientes estrategias empresariales para un desarrollo sostenible. Esta tendencia está documentada en los informes regulares de sostenibilidad y en los numerosos proyectos en los que colaboran para alcanzar sus objetivos.

Normalmente, tras depurar la sangre, las aguas residuales calientes circulan hacia el desagüe sin ser aprovechadas de ninguna manera. Para ahorrar recursos energéticos y costes, B. Braun Avitum AG y Viessmann Deutschland GmbH han desarrollado una solución con el fin de mejorar la eficiencia energética durante el proceso: la energía del líquido de diálisis que sale alimenta el agua adicional caliente que entra mediante un proceso central de recuperación del calor. Esto se logra instalando dos intercambiadores de calor de gran eficiencia con circuitos de agua independientes. La instalación puede controlarse mediante acceso remoto. El sistema debe instalarse, especialmente, en proyectos de construcción y renovación de centros de diálisis. También es posible realizar un reequipamiento en sistemas existentes.

Junto a los innovadores sistemas de calefacción y refrigeración de Viessmann, en el futuro, los centros de diálisis de este tipo generarán más electricidad y calor del necesario para la diálisis.

Los pacientes con insuficiencia renal crónica reciben generalmente tratamiento de diálisis tres veces a la semana, pues la producción de orina y los componentes de la orina, se acumulan en el cuerpo y, sin terapia, puede producirse el conocido síndrome urémico (uremia). En el caso de la hemodiálisis, la sangre se depura con ayuda de un filtro especial, el denominado dializador. En relación al procedimiento, la diálisis es un proceso que consume mucha energía.  

Ventajas de la cooperación

●  Recuperación central del calor en los tratamientos de diálisis.

●  En el futuro, se generará más electricidad y energía de la necesaria para la diálisis.

●  Protección del medioambiente y reducción del consumo, y por tanto, de los costes de electricidad.

●  Damos un paso más hacia una terapia de diálisis ecológica.


Descripción de la recuperación central del calor en el tratamiento de diálisis y ahorro de costes

La diálisis es un proceso que consume mucha energía: para un tratamiento estándar se requieren una media de 150 litros de agua. El líquido de diálisis debe calentarse desde la temperatura del agua de entrada de 12 ºC a la temperatura normal del cuerpo de 37 ºC. Sólo para esa etapa los costes de electricidad para un centro de diálisis con 30 plazas superan los 13 000 euros por año*. Además, tras depurar la sangre, las aguas residuales calientes circulan hacia el desagüe sin ser aprovechadas de ninguna manera.

Los elevados costes de electricidad y la energía presente en las aguas residuales sirvieron como impulso a las empresas familiares, B. Braun Avitum y Viessmann Deutschland, para llevar a cabo un proyecto único en común: la recuperación del calor de todo el sistema en los tratamientos de diálisis. La construcción o la reforma de centros de diálisis reúnen las condiciones ideales para poner en práctica este concepto probado. El principio para el ahorro de energía es relativamente sencillo: el calor restante presente en las aguas residuales se utiliza para precalentar el agua adicional necesaria.

Hasta un 17 % de ahorro al año

Mediante los intercambiadores de calor, se puede obtener energía de 16 ºC a partir de las aguas residuales calientes a 37 ºC y, de esa forma, precalentar el agua de red de 12 ºC a 28 ºC. El sistema de calefacción integrado del dispositivo de diálisis genera la diferencia que falta de 9 ºC. De esta forma, se producen menos gastos de electricidad. Un sistema de calefacción por cogeneración con una instalación fotovoltaica ofrece otras opciones de ahorro para crear su propia corriente eléctrica.

*Calculado en base a un centro de diálisis medio de 106 pacientes y tres tratamientos a la semana por paciente, con un precio medio de la electricidad en Alemania de 0,22 euros/kWh (a 06/16).

Waermerueckgewinnung.jpg

Recuperación central del calor

La recuperación del calor a partir de aguas residuales del tratamiento de diálisis (1-4) es un sistema de calefacción por cogeneración cerrado con una instalación fotovoltaica (5-9).

[1] Intercambiador de calor con agua gris
[2] Intercambiador de calor de placas de A.C.S.
[3] Instalación de ósmosis
[4] Centro de diálisis
[5] Instalación fotovoltaica
[6] Depósito de compensación de agua de calefacción
[7] Planta de cogeneración
[8] Caldera de condensación a gas
[9] Inversor

Aquí encontrará la descripción completa y detallada del proyecto.


Video

En este vídeo describimos el proceso de un diálisis en un centro sanitario, destallando los flujos de energía, los punto críticos con gran potencial de ahorro energético así como todos los componentes del proceso.



Programa completo

El programa completo de Viessmann ofrece soluciones individuales con sistemas eficientes y potencias de 1,5 hasta 120 000 kW para todas las áreas de aplicación y todos los recursos energéticos. En relación con el proyecto "Diálisis ecológica", nos gustaría destacar especialmente los siguientes grupos de productos:

La planta de cogeneración genera corriente y calor

Las plantas de cogeneración compactas (BHKW) Vitobloc 200 suministran calor y electricidad descentralizados con rendimientos de hasta el 95 %. En comparación con el suministro de energía separado, se ahorra hasta un 30 % en energía primaria.

La bomba de calor emplea calor gratuito

Las bombas de calor Vitocal con una temperatura de impulsión elevada de hasta 72 ºC son la mejor opción para lograr un gran confort del A.C.S. en grandes bloques de viviendas, inmuebles comerciales e inmuebles de uso social. En relación a un centro de diálisis, una bomba de agua caliente agua-agua puede utilizar, por ejemplo, aguas residuales a 28 ºC como fuente de energía primaria.

La caldera de condensación a gas cubre la carga máxima

Las calderas de condensación a gas compactas tipo mural o de pie convierten hasta un 98 % de la energía en calor. Ofrecen una gran eficiencia y son especialmente rentables. En instalaciones de calefacción comerciales, se ocupan de cubrir las cargas máximas si, en caso de temperaturas especialmente bajas, la creación de energía de calefacción o la puesta a disposición de agua caliente mediante la caldera principal (planta en cogeneración o bomba de calor) no es suficiente.


Vitobloc_200.jpg

Planta de cogeneración Vitobloc 200

Potencias eléctricas: 6 a 530 kW eléctricos, potencias térmicas: de 15 a 600 kW térmicos, combustible: gas natural, biogás, gas licuado

Vitocal_XL.jpg

Bombas de calor Vitocal

Bombas de calor aire-agua, potencias: 1,2 a 97,5 kW

Información sobre bombas de calor
Vitodens_200.jpg

Caldera de condensación a gas Vitodens 200

Potencias: 2,4 a 150 kW, 10 años de garantía del intercambiador de calor de acero inoxidable, regulación automática de combustión Lambda Pro Control Plus, regulación automática mediante aplicación

Información sobre Vitodens 200

Vitovolt_200.jpg

Módulos fotovoltaicos Vitovolt 200

Monocristalino: potencia máx. de hasta 280 Wp, policristalino: potencia máx. de 265 Wp, Vitovolt 300 (diseño negro), monocristalino: potencia máx. de hasta 270 Wp, policristalino: potencia máx. de hasta 260 Wp

Información sobre módulos fotovoltaicos