REFORMA DE CENTRAL TÉRMICA “LA RINCONADA” EN ARAVACA, CON CALDERAS VIESSMANN DE ALTO RENDIMIENTO

La prestigiosa Urbanización La Rinconada, ubicada en el barrio de Aravaca en Madrid dispone actualmente de una central térmica totalmente renovada para servicio centralizado de calefacción y agua caliente sanitaria. Viessmann ha suministrado en el mes de julio del pasado año calderas para esta importante obra de reforma, proyectada por PGI Engineering con gestión de obra realizada por Bisbel Hispania y realización de la obra por parte de Veolia.

En la Urbanización se cuenta con 154 viviendas de gran tamaño, distribuidas en 13 bloques de 6 viviendas cada uno y 76 chalets, con amplias zonas verdes y arboladas. Las calderas de tecnología estándar antiguas han sido sustituidas por tres modernas calderas de condensación a gas natural modelo Vitocrossal 300 – 1280/1400 kW para el servicio de calefacción y por una caldera de tecnología baja temperatura modelo Vitoplex 200 – 900 kW para el servicio de agua caliente sanitaria. La potencia útil total instalada es de 5.100 kW, adecuada para proporcionar los 6.000.000 kWh / año que se demandan en las viviendas.
El sistema de calefacción mejorado está diseñado para distribución del calor a los distintos edificios de la urbanización, a temperaturas muy bajas, con temperatura de impulsión de 55 ºC. Se dispone de 3 circuitos de calefacción y de 5 circuitos para distribución de agua caliente sanitaria.

Las ventajas principales de la nueva central térmica son: Ahorro en consumo de combustible, fiabilidad de servicio confortable sin interrupciones y la reducción de emisiones contaminantes. Las calderas de condensación Vitocrossal 300 tienen cuerpo de intercambio térmico humos-agua fabricado en Acero Inoxidable AISI 316-Ti, para funcionamiento en continuo sin valor límite de temperatura de retorno del agua, siendo su rendimiento estacional del 109 % referido al PCI del combustible. Contienen gran volumen de agua, para conseguir un óptimo funcionamiento modulante de sus quemadores Weishaupt de la serie de fabricación WMG-ZMLN de bajas emisiones, e incorporan regulación electrónica digital Vitotronic. En las condiciones de trabajo del nuevo diseño proyectado y ejecutado, las calderas trabajan con muy bajas temperaturas del agua y en condensación permanente del vapor de agua contenido en los gases de combustión, con cesión del calor latente al sistema. Las temperaturas de los gases de combustión son bajas, siempre inferiores a 70 ºC, consiguiendo una importante reducción de las pérdidas térmicas por calor sensible en los humos. Por tener los cuerpos de las calderas a bajas temperaturas también se minimizan las pérdidas térmicas por radiación y convección. En los pasados meses de invierno se ha comprobado una reducción del consumo de combustible, con respecto al año anterior, del 28 %.

Dentro de las mejoras realizadas en la central térmica está la reducción del volumen de acumulación de agua caliente sanitaria, pasando de tener un volumen de 36.000 litros al nuevo volumen de 18.000 litros, reduciendo considerablemente las pérdidas térmicas en los acumuladores. Las nuevas bombas de distribución de calefacción y agua caliente sanitara son de alta eficiencia de caudal variable con bajo consumo eléctrico y se dispone de un nuevo sistema de control centralizado.

Más información en www.viessmann.es
 

Febrero 2016